Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Noticias

BARCELONA 2013

Cap.1: Ona Carbonell abre la lata: Bronce

Cap.1: Ona Carbonell abre la lata: Bronce

01/10/2013 - SERIAL RFEN.— Arrancamos un nuevo Serial RFEN de doce capítulos titulado "Las 12 medallas de BCN13", en el que vamos a desgranar medalla a medalla la histórica actuación española en los Campeonatos del Mundo BCN2013. Y lo hacemos con el primer capítulo, el de la primera presea de Ona Carbonell en Natación Sincronizada, modalidad de Solo Técnico, a través de un relato desde las entrañas del equipo, un pequeño homenaje a nuestros deportistas de oro.

En un gran campeonato, la primera medalla siempre comporta una complejidad nada desdeñable. Pero la Natación Sincronizada española nos ha acostumbrado mal en los últimos años. Tan mal que todo el mundo en Barcelona 2013 puso sus ojos en Ona Carbonell, una nadadora que aceptó un reto colosal, liderar un equipo renovado que buscaba el pleno de las siete medallas ¿Un cuento chino o un cuento de hadas?…
El 20 de julio de 2013 llegaba la primera medalla española en los 15os FINA Campeonatos del Mundo de Barcelona 2013 y lo hacía de la mano de Ona Carbonell, que a las 09 horas y 25 minutos debutaba en la Preliminar de Solo técnico. Sus 94.200 puntos valían bronce, pero faltaba la final de la tarde, desde las siete.
Su Black Izard, pieza musical de Salvador Niebla, había deslizado a nuestra bailarina hasta esa tercera plaza provisional que si bien no gustó a un público que mostró su desacuerdo con la nota de los jueces, era importante por el valor que tenía. Carbonell explicó en zona mixta a los muchos medios españoles agolpados –enorme trabajo de todos y en especial la cobertura de Televisión Española- que había “que mejorar algunos aspectos técnicos para la final de la tarde”.
En esas horas entre preliminar y final es donde se ganan y se pierden medallas, de ahí la importancia de corregir pequeños errores mediante el visionado del vídeo, comida y masaje adecuados, y un buen descanso en el hotel de concentración para acumular la mayor energía posible en 8 horas contrarreloj, donde todo un equipo de apoyo se vuelca para tener a punto cualquier detalle.
En su regreso al Palau Sant Jordi, esta vez casi abarrotado para ver la primera final de Sincro de la semana, Ona Carbonell sabe que no puede fallar, que la primera medalla debe ser la llave de acceso a las siguientes, sea del color que sea. Por delante, dos montañas llamadas Svetlana Romashina y Huang Xuechen, la rusa y la china, sin olvidar a la ucraniana Ana Voloshina, cuarta a más de dos puntos de la española, pero acechando en busca de un improbable error. En Sincro, casi todo está medido…
EL TESTIGO DE ANDREA
Empieza la final y, en la zona de medallas, salta primero la china, que con su Lago de los cisnes amarra la plata (95,500 puntos). Se oyen los primeros pitidos en el Sant Jordi tras la puntuación. Ona solo está pendiente de su ejercicio, su primer solo individual tras coger el testigo de Andrea Fuentes y con 10.000 personas gritando “¡¡Ona, Ona, Ona!!” No quiere presionarse más de lo necesario.
La Carbonell sabe que no puede fallar. Y se lanza a por el podio. Su estilo, su elegancia y su talento en el agua hacen el resto. Agilidad, rapidez de movimientos, belleza, emoción,… Mejora en dos décimas su ejercicio de la mañana (94,400 puntos), saluda al público desde el agua y, cuando sale y conoce la nota, corre a abrazarse a Mayuko Fujiki y Gemma Mengual a pie de piscina. Se sabe bronce, una vez que Romashina (96,800) reafirma su oro, y que la japonesa y la ucraniana sucumben al peso de la historia y del talento. Bronce, un bronce que eliminó toda la presión de Ona y de un equipo que venía a conquistar siete medallas, pero que sabía que había que ganar una a una día a día.
De forma significativa, el diario El País titulaba “Ona mantiene el statu quo”, una frase que dejaba claro que el orden internacional de Shanghai 2011, de alguna forma, quedaba prefijado por los jueces desde el primer día en Barcelona con Rusia, China y España a la cabeza. Pero las nuestras no iban a conformarse con ello. Por eso, Ona Carbonell estaba “muy contenta” con su medalla, pero ya con su cabeza pensando en el día siguiente, el Dúo Técnico.
La semana de pasión no había hecho más que empezar y no podía perderse un solo minuto en celebraciones, pese al pertinente protocolo del podio, la zona mixta, la rueda de prensa, el control antidoping, los abrazos de los familiares y las fotos de los fans cayendo ya la noche en los alrededores de la montaña olímpica. Cenar y dormir eran las palabras clave a las que en esos históricos momentos se aferraba Ona Carbonell con el primer metal español brillando en su cuello…
Próximo capítulo: 2. Segunda medalla: Ona-Marga en Dúo Técnico
Rodrigo Gil-Sabio (Comunicación RFEN – BCN2013). Fotos: Ona Carbonell (Solo técnico) / Quintín García © - Agencias

 


 

Imprimir Imprimir Enviar noticia Enviar Noticia       Comparte la noticia: Facebook Twitter Delicious Technorati Meneame wikio

Turbo La Liga 4 Sports Myrta
Image Map
© 2016 Real Federación Española de Natación.
Juan Esplandiú, 1. 28007 Madrid. Tlf: +34 91 557 20 06 rfen@rfen.es.
Mapa Web | Dirección RFEN | Correos RFEN | Aviso Legal | Política de Privacidad |  RSS 2.0